8 diferencias entre marketing tradicional y digital

/, Marketing, Marketing de Contenidos, Web/8 diferencias entre marketing tradicional y digital

8 diferencias entre marketing tradicional y digital

En Céntrico Digital, creemos tanto que el marketing digital es distinto al marketing tradicional que nos dedicamos casi exclusivamente al marketing digital. No queremos decir que el marketing tradicional no es importante: las vallas, la imprenta, la radio, televisión, etc., siguen siendo medios muy influyentes en la vida de la gente. De hecho que las mejoras campañas que hemos hecho son las campañas que nacen con la dualidad de ser offline y online a la vez.

A pesar de las posibles sinergias entre los medios tradicionales y los medios digitales, creemos que hay algunas diferencias claves entre los dos campos para merecer nuestra especialización en el mundo digital. Quisiéramos compartir algunas de esas diferencias, con el fin de ayudar al gerente de marketing entender cómo pensar en sus campañas digitales. Aquí van nuestras siete diferencias claves entre el marketing digital y el marketing tradicional.

1. Creatividad > Presupuesto

En el marketing digital, creatividad es más importante que presupuesto. En el marketing tradicional el presupuesto era clave para hacer sentido la presencia de una marca. Tener vallas múltiples, cuñas en la radio, spots en la televisión, anuncios en el periódico, etc., era suficiente para hacer escuchado su mensaje. Por supuesto, mientras más creativa era la campaña, más conversación generaba, pero la inversión tenía mucho que ver en el alcance.

En el mundo digital, la creatividad vale más, porque existe la posibilidad de llevar un mensaje de la nada a las masas a través de la viralidad. Cuando una campaña se vuelve viral, significa que la audiencia encuentra tanto valor en el contenido que lo comparten con sus redes. Mientras más creativa sea una campaña, menos necesaria es el presupuesto, porque la audiencia se vuelve parte de la estrategia de distribución.

Conseguir viralidad es difícil, y obviamente la combinación perfecta es tener mucha creatividad y mucho presupuesto. No obstante, con creatividad se puede lograr más de lo que se podría lograr antes, y cualquier campaña que quiere pegar en las redes tiene que tener algo más que presupuesto. No es suficiente comprar la atención de la audiencia: también hay que ganarla.

2. Dinámico > Estático

Si pensamos en la famosa marca deportiva Nike, casi todos podemos citar de memoria su eslogan “Just Do It.” Tan impactante fue el eslogan y el logotipo que hay gente que hasta tienen tatuajes de los dos, porque creen tanto en el sentimiento detrás de la frase y la imagen.

Para llegar a las nuevas generaciones digitales, no es suficiente que Nike dependa de la buena voluntad que generó con generaciones anteriores. Nike tiene que interactuar con sus clientes y potenciales clientes de minuto a minuto a través de las redes sociales, y para hacerlo bien, tiene que tener un mensaje dinámico, y no estático. A través de sus varias actividades en línea, Nike tiene que buscar la manera de reflejar los principios incrustados en su marca. Por el hecho de que las redes operen en tiempo real, Nike tampoco puede dejarse el lujo de estudiar cada caso y pensar en cómo responder: Nike tiene que ser espontáneo, saber improvisar, y aún así mantenerse leal a sus ideas.

En el mundo digital las marcas estáticas mueren, y las marcas dinámicas sobreviven.

3. Excelente publicidad es excelente Contenido

En el marketing tradicional, como la televisión y la radio, la línea entre publicidad y contenido era, en teoría, fija. Los marketeros aprovechamos de contenido valioso para insertar nuestros mensajes. En el marketing digital, excelente contenido es excelente publicidad, y excelente publicidad es excelente contenido. Las marcas ya no tienen que depender de terceros para hacer llegar su mensaje a las masas; las marcas pueden producir sus propios mensajes, y se crean contenido que es valorado por su audiencia, su audiencia no solamente lo va a consumir, lo van a compartir. Crear y difundir contenido 100% promocional no será compartido por nadie, ya que no agrega valor. En fin, la línea entre contenido y publicidad es cada vez más borrosa, y las marcas que producen el contenido de mejor calidad fomentarán relaciones de mayor calidad.

4. Ubicación < Presencia

En internet la distancia entre un usuario y una empresa es exactamente igual, y esa distancia es un clic. En el mundo digital la ubicación física es menos importante, pero la presencia es más importante. Cuando hablamos de presencia hablamos de presencia virtual, y una marca virtual es presente por participar en conversaciones, producir contenidos, y en general por ser relevante. Mientras el cliché del éxito de una empresa en el mundo tradicional era “Location, Location, Location,” en el mundo digital el nuevo cliché será, “presencia, presencia, presencia.”

5. Formar Relaciones

Había una época cuándo la gente que nos vendía sabía nuestro nombre. Luego pasamos a un mundo en qué todos éramos consumidores anónimos, y las empresas se competían entre ellos para generar más interacciones con personas anónimas. Hoy en día las mejores marcas están desarrollando el hábito de recordarse de nuestros nombes.

El internet nos permite formar relaciones en escala. Como el costo de comunicar ha bajado, podemos tener relaciones con miles de clientes del pasado, presente y el futuro y poder cambiar nuestro comportamiento en base a quién sea la persona con quién estamos interactuando. Ya no tenemos que ser anónimos: podemos usar nuestra identidad para crear experiencias personalizadas que sirven para fortalecer la fidelidad entre la marca y la persona. Las marcas que sobresalen en el mundo digital saben quiénes son sus clientes y saben tratarles diferente en base a su identidad.

6. Comunidades > Influenciadores.

En el mundo del internet, es más fácil para la gente formar comunidades. Las comunidades se forman en las redes sociales en instantes, unificando a personas en base a ideales, causas, principios, gustos y preocupaciones. Una comunidad es una red potente donde información viaja a un paso acelerado. Por poder compartir información de una manera más rápida, es más fácil que una comunidad tome decisiones colectivas.

En el mundo analógico, las marcas no tenían cómo formar comunidades con mucha facilidad. Para poder transmitir confianza, las marcas usaban celebridades para influir en las decisiones de compra. Los influenciadores transferían la confianza ganada en un dominio a las marcas, y por eso las marcas estaban dispuestos a pagar millones para asociarse con un influenciador.

Los influenciadores todavía son muy importantes, ya que manejan comunidades virtuales y interactúan con sus seguidores de manera constante. No obstante, el internet también permite la formación de comunidades sin un líder reconocido, y gracias al paso acelerado de información, aquellas comunidades pueden ejercer cada vez más influencia.

Las marcas que quieren prosperar en el mundo digital no solamente aprovechan de comunidades existentes, también crean comunidades con su marca como el eje central.

7. En el marketing digital, la inversión es medible.

En el marketing digital la inversión que hace una empresa es medible y su impacto es visible. En el marketing tradicional siempre solía decir que la marca “desperdicia la mitad de su presupuesto pero no sabe qué mitad.” En el marketing digital sabemos exactamente el impacto de la inversión y lo sabemos en tiempo real. Ese conocimiento nos permite pivotear y adaptar la estrategia a la reacción de la audiencia. En el marketing tradicional teníamos maneras muy inexactas para ver si nuestras actividades tenían impacto, y ahora tenemos maneras más exactas.

Un ejemplo de la medición de la inversión son las keywords. Cuando se trata de estas palabras clave para SEM (Search Engine Marketing), las marcas, o al menos sus equipos de marketing, están en el ruedo buscando las palabras clave que atraerán potenciales clientes a sus negocios y según esta dinámica entre competidores, esas keywords suben o bajan de precio y eso incide en el negocio de pautarlas, para generar más clientes. La inversión tiene un ROI exacto y se evidencia cuánto dinero se obtuvo de cada campaña realizada.

8. Marketing Automation (o la Automatización del Marketing)

Gracias a la ola del internet, y cómo ha evolucionado el marketing digital, se entiende la importancia de mantener relaciones 100% personalizadas y directas con la audiencia. Como si cada usuario que llega por algún frente digital ( Facebook, landing page, web, formulario, etc.) fuera atendido en una vitrina y se le brinda el mejor servicio.

Cuando son pocos clientes es fácil atenderlos de manera, por decirlo así, artesanal; uno a uno para darles el mejor servicios. Sin embargo, cuando el número de usuarios crece es difícil hacerlo, tanto offline como online, y ahí es donde surge el olvido de enviarles el catálogo de productos o un mail con una cotización y eso baja la calidad del servicio y se pierde tiempo de los empleados haciendo ese trabajo.

Justo ahí es clave la Automatización del Marketing (Marketing Automation, en inglés) que es una herramienta que genera procesos automatizados para escalar en los procesos de marketing.

Gracias a un software informático que se alinea con la estrategia de marketing; la empresa realiza procesos como la segmentación de prospectos, leads o clientes, la integración, gestionar los datos de los clientes, lanzar campañas, etc.

La automatización del marketing hace que los procesos que, sin el software se realicen de forma manual, sean más eficientes y controlados en el tiempo, y así realizar procesos en cascada que serían imposible de realizar manualmente.

Cada acción del usuario asegura que le llegue el mensaje correcto para que siga interactuando en el embudo. Además, queda un registro para saber exactamente qué acción hizo el usuario para medir la efectividad de cada acción. Lo importante es que que se puede optimizar el gasto, invertirlo en lo que funciona y desechar lo que no para conseguir mejores resultados. Eso era algo imposible cuando la inversión, de miles de dólares, se iba a revistas, TV, vallas o radio, porque no se sabía exactamente por dónde llegaban los clientes.

Conclusión:

El internet representa la época de abundancia de información, y la única forma de poder sobrevivir en este mundo es producir más información de mejor calidad. El Marketing de Contenidos sirve para contar nuestra historia, explicar nuestro razón de ser, llegar a nuevas audiencias, formar relaciones, y mantener aquellas relaciones fuera del ciclo de ventas. No es tan simple como escribir palabras y esperar ventas: el marketing de contenido requiere estrategia, planificación, optimización, promoción e análisis: es parte ciencia, parte arte, y para nosotros en Céntrico Digital, 100% pasión. En fin, con el marketing de contenidos ya no dependemos de medios de comunicación: si lo hacemos bien nos volvemos medios de comunicación tan impactantes que ganamos la atención de nuestro usuario, a tal punto que ya no lo tenemos que comprar.

mejora-roi-estrategia

 

About the autor:

Ex Gerente de Google, Twitter, y el Foro Económico Mundial, Matthew Carpenter-Arévalo es el CEO de Céntrico Digital, una agencia boutique líder de inbound marketing de América Latina.

Deje su comentario